Ficha: Casa Barth

[]
  • Nombre de la obra: Casa Barth
  • Nombre original:
  • Nombre actual:

Identificación del bien:

  • País: Uruguay
  • Ciudad: Montevideo
  • Barrio: Ciudad Vieja
  • Dirección: 25 de Mayo 737
  • Autor: Arq. Carlos A. Surraco e Ing. Topolansky
  • Año: 1925
  • Año de proyecto: 1927

Itinerario:

Descripción del bien:

  • Uso
    Original: Local comercial
    Actual: Oficinas
  • Estado de conservación: Regular
  • Alteraciones: Si bien se han introducido modificaciones en sus transformación en oficinas gubernamentales, no han afectado la imagen del edificio.

Características principales del bien:

La edificación, construida entre los años 1925 y 1927 por el Arq. Carlos A. Surraco y el Ing. Topolansky, se implanta en una zona especialmente particular de la ciudad: en la calle 25 de Mayo entre Juncal y Ciudadela. Se trata no sólo del inicio de una zona tan característica como lo es la Ciudad Vieja de Montevideo, sino que además se ubica en la franja donde ésta comienza a articularse con la Ciudad Nueva. Las manzanas que se encuentran hacia el Este evidencian ya notables diferencias no sólo en lo que refiere al cambio de dirección de la trama, sino además a un cambio en la morfología urbana. La Casa Barth plantea, en este sentido, una implantación que podría considerarse como característica en la Ciudad Vieja: una construcción entre medianeras con una ocupación total de la parcela (en oposición al tipo de ocupación de construcciones cercanas, ya dentro de esta zona de “articulación” entre tramas, como lo es, la implantación del Banco Central del Uruguay).

El programa original de esta edificación era el de comercio. En particular, se trataba de una casa de venta de artefactos eléctricos llamada Eugenio Barth y Cía. Este programa se mantuvo durante varios años. Posteriormente el edificio fue adquirido por el Estado, cambiando así su programa al de oficinas. La Casa Barth es en la actualidad una dependencia del Ministerio de Economía. Allí se ubica la Dirección Nacional de Comercio y Defensa del Consumidor. Anteriormente, la Casa Barth fue también sede de la Dirección Nacional de Comercio y Abastecimientos.

Son prácticamente nulas las modificaciones que se le han realizado a la edificación en estos años, manteniéndose así fidedignamente las características del proyecto original. Se trata de un gran contenedor de planta libre que evidencia claramente una de las tipologías más aplicadas en la resolución de programas comerciales en la época: el tipo basilical. Esto puede apreciarse fundamentalmente en planta a partir de las tres naves longitudinales y de la iluminación cenital dada a la escalera central a través del lucernario, que hace las veces de crucero.

Uno de los aspectos más interesantes de esta edificación, y donde en definitiva el Arq. Surraco se permite una mayor expresividad estilística es la fachada. Si bien puede leerse como un prisma puro al que el arquitecto anexó una torre contenedora de los servicios (allí se ubica el ascensor y la sala de máquinas), los gestos estilísticos que vinculan a esta obra con el Art Decó son abundantes y de sorprendente nivel. En primer lugar, el gran paño vidriado del acceso (incorporación técnica sumamente revolucionaria para la época), se encuentra contenido en un pórtico con pilastras escalonadas y facetadas de clara referencia decó. Por otra parte, el volumen elevado a su derecha, que denota una cierta independencia y bien podría leerse como otro edificio, también presenta una clara influencia decó y determina una interesante contraposición con la horizontalidad del resto de la fachada, cuestión que fuera elogiada en la Revista de la Sociedad de Arquitectos del año 1928. Todos estos recursos son resultado además, de un estudiado juego de luces y sombras y de una voluntad implícita de generar un acceso de carácter monumental mediante la unificación de la vidriera de la entrada principal con las ventanas del primer piso. Las alusiones a la arquitectura Art Decó, y a los pabellones franceses de la Exposición de 1925, son evidente no sólo en lo que refiere a los recursos formales-estilísticos de la obra sino además en la utilización de materiales como el hierro, el vidrio o el granito negro de la fachada.

Cabe destacar, de esta obra particular, que se trata de una de las primeras manifestaciones de la influencia del Art Decó en la arquitectura uruguaya. La Casa Barth, junto con la hoy desaparecida Agencia Ford (1924), concebida por el mismo arquitecto, constituyen la evidencia material de la renovación que por aquellos años se quería lograr por medio de la nueva arquitectura “moderna”.

Evaluación Técnica:

La casa Barth refleja, como se ha planteado el momento renovador de la arquitectura montevideana y sus múltiples opciones formales y tipológicas para lograrlo. El conjunto de la obra del arquitecto Carlos Surraco es un buen ejemplo de dicha amplitud. En esta temprana obra plantea un repertorio próximo al art decó. Se destaca en esta obra como resuelve la gran vidriera a múltiple altura rematada por un volado curvo superior y lateralmente por las pilastras escalonadas. Si bien esta variedad formal se complementa con las formas triangulares de los remates de los vanos superiores o el estriado del volumen macizo de las circulaciones, se encuadran en una estructura formal coherente y de gran fuerza expresiva. Si bien el ancho de la parcela, su volumetría y su fachada vidriada implican un cambio sustancial en el tejido de la ciudad vieja, su estudiada resolución de vanos y llenos, la ubicación relativa de éstos, las proporciones generales permiten una fluida integración y lo convierte en un ejemplo de interés en el centro histórico de la ciudad.

Referencias bibliográficas y documentales:

Guías El Arqa de Arquitectura. Tomo VII Art Decó. P. 22 Loustau, César J. Influencia de Francia en la Arquitectura de Uruguay. Ed. Trilce, 1995. Margenat, Juan Pedro; Arquitectura Art Decó en Montevideo (1925-1950): Cuando no todas las catedrales eran blancas. Montevideo, 1994 (s/datos editorial)

Autores de la ficha:

  • Arq. María Villamide (información y comentarios, Características principales del bien), RGM (evaluación)

Documentación gráfica:

  • Fotos externas: